Me toco un toco!! Monos utilizan piedras como “juguetes sexuales”

La conducta fue detectada en un grupo de macacos de cola larga que vive en Indonesia. El trabajo arroja pistas sobre el uso lúdico de herramientas en especies salvajes.

Los primates y otras especies son capaces de utilizar palos y piedras como herramientas para conseguir alimento. Pero un estudio reciente detectó un uso de objetos solo por placer.

El artículo fue publicado en la revista Ethology. Según los investigadores, algunos macacos frotan o golpean con frecuencia las piedras alrededor de sus genitales. Concluyeron que esta conducta se relaciona a signos de excitación fisiológica.

“Los monos parece practicar una forma de masturbación autodirigida y asistida por herramientas”, aseguró Camilla Cenni, de la Universidad de Lethbridge (Canadá) y autora del trabajo.

No es el primer caso de masturbación asistida por objetos en animales salvajes, aunque sí es una prueba de que los animales pueden utilizar herramientas por placer, sin una utilidad aparente.

La observación fue realizada en una población de macacos de cola larga que viven en el Santuario del Bosque Sagrado de los Monos en Ubud (Indonesia). Aunque están libres, los animales reciben comida de los humanos.

Algunos individuos se frotan o dan golpecitos alrededor de sus genitales y en la ingle. La conducta fue más frecuente en los machos jóvenes que en adultos. Y ocurría cuando ellos u otro macaco cercano solicitaba una pareja o mostraba signos de excitación sexual.

La hipótesis es que los animales manipulaban de manera lúdica las piedras y accidentalmente descubrieron cierto placer en el golpeteo y el frotamiento de los genitales. “Podría haber un efecto de transformación del juego al uso de herramientas”, dijo Cenni.

La duda es si esta conducta está presente en otras poblaciones. Por recibir comida de los humanos, este grupo de macacos no tiene que pasar tanto tiempo en la búsqueda de alimento. El tiempo libre les habría permitido jugar con la piedras y descubrir nuevas experiencias, arriesgan los investigadores.

Comparti donde quieras

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram